Cinco platos populares de la cocina mediterránea

 

Decir que la gastronomía mediterránea es una de las mejores del mundo no es un piropo dimensionado. La variedad de ingredientes naturales, frescos y de gran calidad que salen de las huertas y del mar Mediterráneo, junto a nuestro ‘oro líquido’, el aceite de oliva virgen extra, hacen de los platos mediterráneos un manjar exquisito y saludable.
La cocina mediterránea no pertenece a un país en exclusiva, sino que abarca todo aquellos ‘bañados’ por el mar Mediterráneo. De ella surgen cocinas tan populares como la española, la italiana, la griega, etc.
Un amplio abanico de ingredientes se puede sumar a la fiesta culinaria en los fogones de las cocinas mediterráneas, con posibilidades infinitas a la hora de elaborar suculentos bocados.
Estos son algunos de los platos de la cocina mediterránea que, ya pasen los años, sus recetas siguen encandilando a los paladares de todo el mundo.

SALMOREJO
Empecemos por España, concretamente por Córdoba. El salmorejo es una crema servida habitualmente como primer plato que se elabora mediante un majado de miga de pan a la que se le incluye: ajo, aceite de oliva, pimiento verde, sal, y tomates.
Se suele servir con pedacitos de otros alimentos en su superficie. Los salmorejos más típicos llevan virutas de jamón, picatostes o trocitos de huevo duro. Por los ingredientes empleados se trata de un alimento y preparación bastante económico.
El salmorejo es un plato calórico, por lo que antiguamente, cuando los trabajos en el campo eran exhaustivos, los jornaleros tomaban una buena ración para contrarrestar la pérdida de energía.

PAELLA
De Córdoba viajamos a Valencia para adentrarnos en el mundo de la paella, su principal reclamo culinario e icono de la gastronomía española. Hay miles de formas de cocinar una paella, aunque siempre con un máximo común denominador: el arroz.
La receta tradicional consta de alubia blanca grande, tomate, judía ferradura, pollo, conejo, sal, aceite de oliva, arroz, agua y azafrán. Sin embargo, por el mundo han aparecido numerosas variantes como la paella marinera, elaborada con una combinación de pescado y/o marisco; la paella mixta (en ocasiones también denominada mar y montaña) que consiste en una mezcla de carne y marisco (o pescado); y, en tercer lugar, la paella de montaña, que incorpora distintos productos típicos de cada región tales como costilla, conejo, pollo, butifarra o setas.
Tanta es la controversia que ha creado este plato que incluso se ha creado una asociación sin ánimo de lucro, bajo el título de «Wikipaella», que quiere dejar claro qué es una paella valenciana y qué no.

MOUSAKKA
La ‘moussaka’ es un plato tradicional de los Balcanes con berenjenas como ingrediente principal. La versión griega, la más popular, consiste en rebanadas de berenjena sofritas en aceite de oliva, cordero machacado cocido con tomates también machacados, y una capa de bechamel.
Aunque el origen exacto de este plato sigue siendo desconocido, se cree que es un plato que ya se elaborada hacia el siglo XIII. Los griegos ya cocinaban un plato similar, aunque sin berenjena, que fue introducida en su cultura por los árabes.

ENSALADA CAPRESSE
Italia es otro de los países que más platos de la cocina mediterránea ha exportado a otros países. Más allá de la pizza y de la pasta, Italia ha conseguido hacer mundiales sus ensaladas. Una de ella, la Caprese, triunfa en las mesas de las casas y restaurantes. Está compuesta de rodajas de tomate, de mozzarella fresca y de grandes hojas de albahaca fresca, regado con aceite de oliva. Se le puede agregar pimienta en grano molida en cualquiera de sus variedades, así como aceitunas negras, queso rallado e, incluso, azúcar glass.

ARANCINI
Las bolas de arroz (o arancini) son uno de los pilares de la cocina siciliana. Por su contundencia son ideales para primeros platos, aunque también vale como entrante para los más glotones.
Estas bolas, parecidas a las croquetas, se hacen con una pasta de arroz y azafrán ligado con parmesano y huevo, para ser posteriormente fritas en aceite de oliva.
Suelen alcanzar los 8-10 cm de diámetro, y el relleno, además de la pasta de arroz, puede llevar ragú (guiso de carne) u otros ingredientes como salsa de tomate, mozzarella, guisantes, jamón cocido, etc.

Posted on 21 junio, 2017 in Sin categoría

Back to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies