El origen de la pasta

 

Macarrones, espaguetis, lasaña, canelones, raviolis… Todas estas comidas proceden del mismo grupo de alimentos: la pasta, una de las grandes claves del éxito de la comida mediterránea. Pero como nuestra curiosidad es infinita, queremos profundizar más aún y descubrir cuál es el origen de la pasta.

Hay diversas teorías en este sentido. Algunas investigaciones sitúan la aparición de la pasta en el siglo XIII y adjudican su descubrimiento a Marco Polo, quien la introduciría en Italia después de uno de sus viajes a China.
Sin embargo, otros trabajos se remontan mucho más atrás en el tiempo, atribuyendo el origen de la pasta a antiguas civilizaciones etruscas. Según la Organización Internacional de la Pasta (IPO), la pasta se elaboraba por aquel entonces mediante el machaque o trituración de diferentes cereales y granos mezclados con agua, que luego cocían y resultando un alimento sabroso y nutritivo.

Desde los tiempos de Marco Polo, la pasta comenzó a ser frecuente en las mesas de los hogares italianos con mucha variedad en su denominación. Por ejemplo, según la IPO, en el 1400, la pasta respondía al nombre de “lasagna”. En el 1800, cambiaron ese nombre y pasaron a decirle “vermicellai”. Entre medias de “lasagne” y “vermicelli”, nacieron los “fidelli”, que eran hilos de pasta con forma cilíndrica.
Con el pasar de los siglos, y la normalización de este alimento, en 1740, en Venecia, Paolo Adami, abrió la primera fábrica de pasta. Más tarde, las máquinas ayudaron al desarrollo del mercado, pudiendo exportar este rico alimento a todas las partes del mundo.

Respecto al proceso de mezcla de la pasta junto con los alimentos que hoy en día la conocemos, todo se remonta al 1878, cuando se creó el Purificador Marsellais, nombre de su propio autor, el cual estaba destinado a mejorar la pasta. Así, la creatividad comenzó a no ver límites respecto a los diferentes platos que se podían dar lugar con la pasta. Se mezclaron con productos típicos mediterráneos como la mozzarella, el parmesano, el jamón, y la carne de cerdo curada, además de otros quesos, carnes y pescados.

Con el paso del tiempo, y la popularización del plato, los países comenzaron a producir máquinas para fabricar sus propias pastas. Este fenómeno se conoce como “La Industria de la Pasta”.

 

Posted on 21 junio, 2017 in Gastronomía, Travel

Back to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies